MANUEL BELTROY ARIAS

Consultor en Pedagogía e Innovación

manulinkedin.jpg

Nací en Lima-Perú, un martes de setiembre de 1987, hijo de padre y madre arquitectos emprendedores-luchadores. Terminé el colegio a los 17 e inicié el incierto proceso de estudiar una carrera. Empecé por ingeniería de sistemas, cambié a psicología y el trabajo me llevó por el trascendental mundo educativo.
En ese proceso, siempre cuestioné hacer las cosas de una forma, porque alguien más lo dice, por costumbre o por qué sí. Creía (y creo) que el aprendizaje debe prevalecer a cualquier acción. Entonces, habiéndome graduado de bachiller, inicié mi formación psicoterapéutica Humanista-Existencial, dos años extraordinarios, de formulaciones y reflexiones fundamentales para lo que hoy planteo. En paralelo, aplicaba mis aprendizajes en el Centro Semilla y en las divisiones menores de Club Deportivo de la USMP.
Aparecían los primeros señuelos educativos e ingresé al Instituto APOYO, para trabajar con los proyectos de "Matemáticas para Todos" y "Experimento". Durante mucho tiempo pensaba en crear una ONG, esta experiencia me abrió los ojos a una realidad nacional más extensa y compleja de lo que podía conocer. Y me involucraba más con la educación, hasta que llegué a la UPC, donde pude ser parte del equipo que desarrolló el Assessment de competencias, diseñé el sistema de gestión curricular, acompañé los procesos de acreditación institucional y el de licenciamiento. Un reto tras otro, un gran equipo humano, aprendizajes diarios y lo principal, consolidar mi posición frente a la educación. Sabiendo esto, me especialicé en gestión de la innovación y culminé mi maestría en educación, logrando a través de la tesis integrar la innovación con la educación. Seguí avanzando y tuve el privilegio de ser parte del equipo de la Escuela de Liderazgo Alicorp. Ahí conocí una perspectiva distinta de la educación, de la innovación y del trabajo.
Ahora, a 10 años de haber iniciado mis primeras prácticas, tras el camino profesional recorrido, con una familia consolidada que me inspira a ser mejor cada día, tengo claro que mi propósito es hacer feliz a las personas a través de la educación. No creo tener hoy ninguna respuesta a las múltiples necesidades que tenemos, sin embargo, tengo la educación y la innovación de mi lado para constituir una forma sólida y eficaz para escuchar, entender, proponer y mejorar.