Buscar

Educación Imaginaria

Cuando pienso cómo fue la educación que recibí, encuentro varias necesidades insatisfechas, sobre todo al recordar algunos cursos que no despertaban mayor interés en mí o tareas que carecían de sentido (nuevamente, para mí). Inmediatamente, empiezo a imaginar mi clase ideal y encuentro como el factor más importante sentirme cómodo en ella.

Hay mucho que discutir y construir en torno a la educación y cuál es la mejor forma de impartir un curso, el mejor método, mejor diseño, etc. Al mismo tiempo, se escucha con frecuencia que debemos salir de nuestra zona de confort para desarrollar nuestro potencial. No obstante, esto de ninguna manera significa incomodar a alguien hasta que se sienta cohibido y limitado a hacer exactamente lo que otros demandan. En cambio, supone crear un entorno amigable, seguro, donde se viva libertad y empatía, al mismo tiempo que se exija, se guíe, se cuestione con el único fin de hacer del otro, una mejor versión de si.

Quizás esto es solo imaginario, pero es lo que busco lograr en cada uno de los espacios que ofrezco y estoy bastante seguro que todos podemos generarlos.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

A ti, hija