Buscar

Tres recursos esenciales para enseñar (en desuso)

No ha pasado mucho tiempo desde que tuvimos que cambiar de celular o de computadora, habrán sido 5 años, en promedio? quizás menos, en algunos casos más. Aunque haya sido hace 1 año, hoy empezamos a notar la necesidad de renovar los equipos nuevamente. Eso refleja la rapidez con la que la tecnología se modifica, logrando en ocasiones una evolución notable. Con ese mismo ritmo, intentamos dar un matiz fresco y actualizado a nuestras clases. Aprovechando los beneficios de aplicativos para presentar, para preguntar, para crear, entre tantos otros que nacen, se reproducen y mueren a un ritmo aún mayor.

Personalmente, hago un esfuerzo moderado por mantenerme al tanto de las novedades en términos de educación digital. Sin embargo, encuentro algunos recursos esenciales que si bien no prescriben, tampoco son muy empleados.

Sobre el primero, la escucha, considero que no puede darse un proceso de enseñanza-aprendizaje fluido y genuino, sin dedicar tiempo suficiente a escuchar lo que el estudiante tiene que decir, incluso antes de iniciar la sesión. Ello no solo implica estar atento y entender el mensaje, también supone mostrarse dispuesto, genuinamente interesado por eso que el estudiante trae para aprender. Puede ser una duda sencilla, una idea grandiosa, una reflexión, una necesidad. Lo primero que debemos ofrecer es nuestra escucha.

Luego está la empatía. No basta ser comprensivo, dar tiempo y espacio, hace falta entender emocionalmente al estudiante y actuar en consecuencia a ello. Encuentro injusto que un estudiante sea mal evaluado por que no se encuentra bien emocionalmente. En ese sentido, como profesores, podemos generar un entorno amigable, de expresión, de calma, logrando que el estudiante demuestre fielmente lo que sabe.

Finalmente, habiendo escuchado y empatizado, podemos dar lugar a la imaginación. Pero no una imaginación fantástica que nos haga pensar en finales felices, príncipes y dragones. Hablo de la imaginación realista. Consiste en tomar un problema real, un escenario, una situación que vivimos actualmente, e imaginarla distinta, mejor, solucionando dificultades, permitiendo nuevas oportunidades. Entonces comienza la clase...


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

A ti, hija